Por Lucía Vijil Saybe
Tomado de: cinternacionalvijilsaybe.wordpress.com

11260370_826980867381208_7306633027199402447_n
Lucía Vijil, estudiante de Comercio Internacional en la UNAH-CU

Durante los últimos meses he estudiado los mecanismos de gestión financiera de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), desde la venta de bonos a la banca privada hasta las transferencias internacionales. El nuevo fenómeno es el control de los pagos realizados por los/las estudiantes (pago de matrícula, reposición, talonarios, etc.) en agencias de banco LAFISE y como el mismo está ahora cumpliendo tareas de la “Tesorería de la UNAH” la misma que siempre fue calificada como inoperante y parsimoniosa.

No resulta tan incómodo la transacción de los pagos de matrícula porque Banco Atlántida, Da vivienda, entre otros; han desempeñado el control del mencionado. Lo que resulta bastante incómodo es la alianza comercial que ha emprendido la UNAH, Banco LAFISE y comerciantes, una coalición simultánea para la emisión de Tarjetas Recargables y Tarjetas de Crédito bajo el nombre de “Marca Compartida” definida como instrumentos de pago emitidas por un banco o una financiera, en colaboración con un socio de negocios con su propio sistema de distribución y una marca establecida y reconocida en un sector específico (Marisol, 2015).

Los productos que ofrece esta coalición son dos:

  1. TARJETA DE CRÉDITO DE MARCA COMPARTIDA (UNAH-LAFISE)
  2. TARJETA RECARGABLE DE MARCA COMPARTIDA (UNAH-LAFISE)

Se mercadean como cualquier alianza entre banca privada e instituciones públicas. Ofreciendo beneficios de descuento, rapidez, tasas, ampliar número de clientes y fidelización, estas últimas dos para el banco principalmente. Son múltiples los comercios a los cuales las tarjetas brindan descuento, no serán mencionados por el problema de la publicidad gratuita. Las tres partes de la alianza ganan y NINGUNA PIERDE pues en la negociación del capital no se permite pérdidas, los comerciantes y la banca privada ganan efectivo real y mayores usuarios; la UNAH aparte de las ganancias netas por los trámites universitarios también adquiere comisión en tasas de 1.5%, 2%, 4% y 6% en los distintos comercios con los que ha hecho convenios para descuentos, siendo 63 comercios los incluidos en filas de rebajas con las tarjetas LAFISE-UNAH (BANCO LAFISE, 2015).

CKJZUCOWUAAGK1q
La nueva tarjeta UNAH-LAFISE

El Estado de Honduras, ha dejado de preocuparse por sus bienes públicos como es la UNAH y de esta manera somete a la misma institución a su descapitalización y desestructuración, que traen como resultado una crisis financiera ligada totalmente a la crisis institucional y de la cual se ha sido partícipes desde la década de los 90’s en un esfuerzo por sentar bases de modernización. En la esfera de las instituciones estudiantiles públicas, estas estrategias respondes al tráfico mercantil, redefiniendo las relaciones económicas con las alianzas con los grupos económicos y los cuales asumen funciones respecto al capital circulante. La modernización de la crisis financiera de la UNAH consiste en:

  • Un modelo económico institucional impulsado por la IV reforma universitaria, luego de los recortes al presupuesto y la deuda del estado sobre el mismo. Respondiendo la IV reforma a un modelo de eficientismo y políticas condicionadas elevando el nombre de la “calidad institucional de la UNAH”.
  • Pensamiento neoliberal-conservador, modificando la concepción de auto-gestión financiera y apoyando el consumismo devastador para las empresas internacionales dejando de lado el consumo a las empresas nacionales.
  • Adaptación a la libre competencia o educación de libre empresa.

La educación pública será patrocinada de ahora en adelante por cadenas de comidas rápidas, joyerías, lavado de automóviles y cadenas de cine, podríamos conjugar muchos escenarios para un ¿qué hay detrás de estas alianzas?, pero es necesario ubicarnos en un contexto nacional donde también la “MARCA PAÍS” impulsa a los inversionistas y nos coloca en el mercado internacional “ofreciéndonos” como paraíso de verano y cero criminalidad, descubriendo que la “MARCA PUMAS” en su deseo de competencia con universidades privadas a nivel nacional y posicionamiento a nivel internacional, legitiman el sistema de exclusión y diferenciación en el nombre de la equidad y la calidad.

Bibliografía
BANCO LAFISE. (2015). Obtenido de http://www.bancolafise.hn
Marisol. (27 de Marzo de 2015). Tarjetas de Crédito HOY. Obtenido de http://tarjetasdecreditohoy.com/