En la redes sociales de los distintos movimientos y asociaciones estudiantiles ya se respira lucha. Matrícula y Tabla de UVs en la mira.

13173025_494320617441568_8075566170981241239_o
La Tabla de UVs ya está aquí. 

Desde la implementación de las nuevas normas académicas en la UNAH en el 2014, la relación entre estudiantes y autoridades se encuentra destruida. De este conflicto se derivaron dos largas huelgas en el 2014 y 2015, así como varios procesos de criminalización de la protesta.

El segundo período académico aún no ha iniciado pero ya se ven las nubes grises en el horizonte, Winter is Coming dirían los Stark. Con la entrada del 70% como nota mínima para aprobar las clases, y la entrada en escena de la polémica tabla de UVs, los ingredientes del conflicto ya están sobre la mesa.

A esto debe sumarse que la actual prematrícula inició antes de que terminara el primer período, generando confusión entre las filas estudiantiles pero también en las autoridades de departamentos, pues no se sabía si quienes ya tenían un cupo en las clases cumplirían el requisito que aún estaban cursando.

Luego, y para que no faltara la costumbre, la página de Registro se cayó más de una vez, entorpeciendo todo el proceso de matrícula.

No hemos terminado la lista de lamentos: Al parecer la plataforma no estaba preparada para la aplicación de la Tabla y se están reportando “errores” donde se limitan las UVs incorrectamente.

Pero la cereza sobre el pastel fue la sorpresa de que si usted debe aunque sea 10 lempiras en la biblioteca, no será capaz de siquiera ver su historial, hacer solicitudes de cambios, y mucho menos matricular. Primero hay que pagar, el edificio de la rectora no se construye con aplausos.

SE ANUNCIAN ACCIONES
Por el momento, la Asociación de Estudiantes de Derecho en Ciudad Universitaria ya ha convocado a sus bases a estar pendientes de convocatorias. El MAU y Avanzada también están haciendo lo propio.

En San Pedro Sula, el estudiantado de Odontología está inconforme con las políticas de matrícula del nuevo Jefe de Departamento, quien está obligando a sacar hasta el historial académico y llevando el procedimiento en la coordinación y en su oficina, regresando el proceso de matrícula a la era de las filas y los empujones.