Se desataron  llanto y dolor en la Ciudad Universitaria de la UNAH cuando tres inocentes conos sufrieron una brutal golpiza de los enardecidos encapuchados del MEU.

prepotencia

Los cadáveres de los mismos fueron encontrados por guardias de la empresa ESPA luego de que salieran de su escondite tras el tiroteo registrado el pasado miércoles. Estaban en la entrada principal de la universidad, presuntamente intentaban escapar de los maleantes.

Al lugar de los hechos se apersonaron todas las autoridades de la UNAH, incluyendo la rectora Julieta Castellanos quien en medio del llanto del jefe de seguridad, Roger Aguilar, juró vengarse y procesar a los culpables.

Se supo que los conitos servían a la UNAH desde tiempos del padre Trino, cuando éstos marcaban el espacio reservado para el caballo del cura.

13321641_1276038005757783_8103812378572859758_n

La dramática foto de los conitos destruidos bajo la lluvia inundaron todos los perfiles de las autoridades de la UNAH en redes sociales y los hashtags  #RIPLosConitos y  #JusticiaParaLosConitos ya son tendencia internacional en twitter.

Mientras tanto, aun no se ha logrado identificar al valiente ciudadano que disparó a los encapuchados en la protesta. La suprema rectora Castellanos manifestó su deseo de honrar al héroe anónimo.

Cloud-Heaven