Ocho días retuvieron el sueldo a maestros de la UNAH-VS hasta que se pronunciaron “a favor” de las Autoridades.

pisto

En un acto sin precedentes, los claustros de profesores “se reunieron” para supuestamente legitimar la posición de las Autoridades. Sin embargo, algunos posicionamientos no fueron del agrado del Director Herrera, pues llaman a las autoridades a sentarse a dialogar con el estudiantado. Incluso algunos denunciaban que el sector docente debía permanecer neutral o que una mesa mediadora debe instalarse para resolver el conflicto.

La propuesta de mediación está incluida en la Propuesta Estudiantil para el Diálogo presentada por el MEU de Ciudad Universitaria, el CEC del CURC y el Comité de Huelga de UNAH-VS, así como los movimientos en el CURNO, CURVA, UNAH TEC Danlí, CURLA, etc.

Cabe señalar que algunos claustros no se reunían desde hace más de 10 años. No habían “tenido la oportunidad” de hacerlo hasta ahora. Por otro lado, la incoherencia de los pronunciamientos establece que se apoya a las autoridades pero se pronuncian contra la pérdida del período académico, aunque son las Autoridades quienes están por cancelarlo.

Algunos comunicados como el del Departamento de Física llaman a que los estudiantes no se entrometan en los asuntos de gobierno académico de la UNAH, desconociendo con esto la Ley Orgánica de la UNAH y las facultades que tienen los y las estudiantes en los órganos de gobierno de la institución. Es precisamente ésta actitud la que ha generado la actual crisis nacional en la UNAH. Ese mismo comunicado de física está mal redactado y no tiene coherencia. Así como esos docentes no saben dar clases, así mismo no saben plasmar sus ideas en un comunicado.

No fueron publicados por las autoridades los posicionamientos de Filosfía, Ciencas Sociales o Letras. Éstos últimos hicieron un excelente llamado a dialogar.

Al día siguiente de que se publicaron los supuestos comunicados de los claustros, los cuales están firmados por autoridades y no los presidentes de los docentes, se efectuó el pago de planilla que estaba pendiente con un retraso de ocho días.