El proceso de elecciones, con el cual se pretende restablecer el gobierno estudiantil en la UNAH, ha sufrido un intento de boicot hace unos días.

rreglamento-elecciones-estudiantiles-unah

Y es que el acuerdo que las autoridades universitarias y el MEU firmaron establece que tanto el cogobierno como el autogobierno estudiantil debe estructurarse nuevamente en base un reglamento electoral consensuado con todos los actores estudiantiles.

Para dicho propósito, se conformó una Mesa de Diálogo Estudiantil conformada por el MEU, MER-LZ, FRU, FUR, MAU, BARM, FUUD y CEC, éstos últimos en calidad de observadores. Pero transcurridas las discusiones, se hizo notable la nula voluntad del FUUD y FUR (sectores afines a las autoridades) de lograr un consenso. Inmediatamente, el MEU les acusó de pretender entorpecer el proceso de elecciones para favorecer a las autoridades.

El reglamento consensuado debió terminarse el 28 de octubre según acuerdo entre todos estos sectores, pero tanto la FUR como el FUUD no se presentaron a la reunión del 25 de octubre, mientras que el BARM se levantó de la mesa sin una razón válida. A raíz de esto, la Mesa solicitó a la VOAE que convocara a dichos sectores para que se presentaran a las reuniones acordadas o que manifestaran su decisión de no formar parte del proceso de consenso, pero la VOAE hizo caso omiso de tal llamado.

El 28 de octubre reunida la Mesa con el BARM, MEU, MAU, FRU y MER-LZ, ante la ausencia del FUUD y FUR, se procedió a dar por finalizada la tarea de esa Mesa. Los sectores presentes -exceptuando el BARM- acusaron a los ausentes de intentar secuestrar el consenso para no permitir las elecciones ya que éstos perderían ante la falta de apoyo de la clase estudiantil de la UNAH.

Ahora el proceso se encuentra en una nueva etapa, con la plataforma MEU evaluando una nueva ruta de acción para lograr las elecciones estudiantiles y empoderar luego de más de diez años al sector estudiantil.