Insólito relato del pandillero que estuvo en el “pozo”. 



Honduras.- Little Sam es uno de los tantos mareros que fueron arrestados por suponerseles culpables del asesinato del periodista Igor Padilla. 

Pero él ya había sido enviado al “Pozo” en el 2016. Increpado por un país enfurecido, el presidente Juan Orlando declaró que, en efecto, “el pozo tenía una fuga, pero ya llamamos a mi cuñado que es fontanero“.

 ¿Cómo logró escapar? Prepotencia Universitaria tiene la respuesta en exclusiva. 

Al preguntarle cómo alcanzó la libertad, Little Sam manifestó que la clave estuvo en su declaración en el juicio.

No fui yo, fue Teté” le dijo a la jueza,  quien ante la imposibilidad de los fiscales para responder semejante argumento, tuvo que dejarlo en libertad. Inmediatamente se giró una orden de captura contra el pandillero Julieto Hernández, alias “Teté”. 

Little Sam nos confesó que él es fan del narcotraficante mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán. “Lo que pasa es que soy claustrofóbico y no podía escapar por un túnel. Por eso me las tuve que ingeniar de otra manera”.

Mientras tanto, se supo que Mario Zelaya y todos los nacionalistas involucrados en el robo al IHSS pidieron ser trasladados al Pozo inmediatamente.