Tegucigalpa. Las autoridades de la UNAH mandaron a agentes del estado a infiltrar las manifestaciones y protestas del movimiento estudiantil. Además, le proporcionaron a la ATIC fotografías de “seis u ocho estudiantes” para que les siguieran la pista.
Ésta información fue revelada por una agente de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC) en el juicio que se le sigue a los estudiantes Moisés Cáceres, Sergio Ulloa y Cesario Padilla por las protestas del año 2014.

La agente reveló que las autoridades universitatias les pidieron infiltrarse haciéndose pasar por estudiantes. Cabe señalar que varios elementos de la policía y el ejército fueron desenmascarados en las protestas del MEU cuando, haciéndose pasar por estudiantes, cometían actos violentos. 

La indignación por la actuación de las autoridades de la UNAH encabezadas por Julieta Castellanos, se está propagando rápidamente y se esperan denuncias internacionales.