Ciudad Universitaria. Todo parece indicar que el Movimiento Estudiantil Universitario (MEU) le ha ganado el pulso nuevamente a las autoridades de la UNAH. 

Y es que las autoridades universitarias convocaron masivamente para un regreso a clases este lunes 11 de septiembre, en contra de la propuesta del MEU para volver el 26 del mismo mes, un día después de la salida de Julieta Castellanos.

Al final muy pocos estudiantes atendieron la convocatoria y muchos de los que asistieron acuerparon asambleas para ratificar la postura estudiantil de volver “desde cero” y dar por perdido el segundo PAC 2017. 

El ambiente en la UNAH se crispó más el fin de semana cuando el jueves el MEU decidió regresar a clases a nivel nacional (regionales el 11 y CU el 26), liberando además “de buena fe” UNAH-VS, CUROC y CURLA.  A esto, las autoridades respondieron con 9 órdenes de captura y un desalojo violento en la Ciudad Universitaria, que provocó una veintena de nuevos requerimientos fiscales. 

Mientras Julieta Castellanos se aferra al poder que dentro de poco debe entregar, reina sobre la Universidad un ambiente de incertidumbre.