UNAH-VS. Desde hace varios años se ha producido en el centro universitario una llovizna de actos irregulares , de los que sólo a algunos se les trata de dar una superflua resolución mientras que a otros se les ignora. Prueba de esto es la delicada situación que enfrenta la gobernabilidad de la UNAH-VS, la cual tiene personal usurpando cargos o fungiendo al margen de la ley, pero cuyas actuaciones se intenta resguardar desde la rectoría en Ciudad Universitaria.

DE LA COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN UNAH-VS
Con el supuesto objetivo de fortalecer la gobernabilidad de UNAH-VS, mejorar el clima organizacional y fortalecer la reforma universitaria, el 15 de diciembre del 2017 en pleno auge de la crisis postelectoral, la Junta de Dirección Universitaria (JDU) de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) materializó la creación de la Comisión Investigadora de la UNAH VS (CIU) basándose en el acuerdo JDU 18-2017.

En dicho acuerdo se establece el rango temporal de acción de CIU, estipulado del 18 de enero del 2018 al 17 de febrero del 2018. Así mismo contiene las atribuciones de la misma, entre las que destacan fundamentalmente dos:

  1. Investigar el clima organizacional, administrativo, académico y laboral de la UNAH-VS en función de las atribuciones de las autoridades y demás funcionarios del centro regional. (art.1)
  2. Elaborar un informe que contenga un diagnóstico general de UNAH-VS que incluya conclusiones y recomendaciones para fortalecer la gobernabilidad, la administración, los proceso académicos y laborales enmarcados en la reforma universitarias. (art.5

La Comisión triunvirata estuvo conformada por el MSc. Fernando Ernesto Sermeño quien en el 2015 fue miembro de la Comisión de Control de Gestión, por PhD. Carlos David Coca Singh actual jefe de departamento de Administración de Empresas y quien fue suplente ante el Consejo Universitario (CU) del Dr. Francisco Herrera, actual rector interino, cuando éste representaba el claustro de docentes del Valle de Sula, y por la Lic. Jennifer Yanina Blanco, amiga personal del Dr. Francisco Herrera y actual docente de la UNAH VS.

Considerando que la Comisión fue integrada por elementos fieles al rector interino y exdirector del centro, y también que su trabajo ocurrió sin levantar mucho revuelo, pareciera que el objetivo estaba claro: que en la UNAH-VS todo se mantenga como hasta ahora, y que nadie intente barrer la suciedad, ni destapar los hechos ocurridos en la administración anterior.


DE LAS DENUNCIAS ANTE LA CIU
En 30 días calendario la CIU recolectó una cantidad considerable de denuncias de toda índole sobre las irregularidades en la administración de UNAH-VS; denuncias que oscilan entre abuso de autoridad, tráfico de equivalencias, nombramientos ilegales, contratos de ambigua procedencia y más. Pero las denuncias son casi exclusivamente contra la administración anterior (del Dr. Herrera) y sus subalternas más fieles.

Entre las denuncias más recurrentes están las realizadas contra la Doctora Jessica Sánchez, quien actualmente funge ilegalmente como Secretaria Académica de la UNAH-VS, ya que su puesto vacó en el 26 de septiembre del 2017 y desde entonces no ha existido ningún nombramiento que la ratifique en el cargo, así como tampoco se ha juramentado a nadie más en el mismo.

El historial de denuncias en contra la dra. Jessica Sánchez viene engrosándose desde el año 2016, cuando durante el proceso de admisiones del mes de mayo su oficina tuvo injerencias en el trabajo de la coordinación de Admisiones usando indebidamente el sello para priorizar arbitrariamente el proceso de algunos aspirantes, sin que estos pasaran por el mismo proceso que el resto de estudiantes.

En una segunda ocasión, en el 2017, la Dra. Jessica Sánchez solicitó al coordinador regional del sistema de admisiones en UNAH-VS, faltar al proceso establecido de recepción de documentos de la PAA y priorizar arbitrariamente en aspirantes “familiares o hijos de amigos“. Aún cuando el personal de Admisiones protestó por ello, al final el procedimiento se violentó por influencias de la Dra. Jessica Sánchez, pues se dio prioridad a quienes ella insistió.

Así mismo existen en el Comisionado Universitario una cantidad amplia de denuncias por maltrato laboral, intimidación y violencia psicológica contra la dra. Jessica Sánchez, como ser las realizadas por las que fueran sus subalternas en la oficina de Registro.

En otra ocasión la dra. Jessica Sánchez fingió estar secuestrada por el movimiento estudiantil, cuando se realizaba una protesta pacífica en el edificio administrativo y ella, faltando a la verdad y abusando de su autoridad, obligó a sus subalternos a permanecer en el edificio exponiéndoles así a situaciones que pudieron salirse de control.

Por otro lado, en octubre del 2017 protagonizó un escándalo mediático al interponer una denuncia en el Ministerio Público contra la directora interina MSc. Isbela Orellana, por supuesto maltrato laboral. A pesar de que la UNAH se venía recuperando de una larga y costosa huelga estudiantil, a Sánchez no le molestó poner el nombre de la institución en precario al improvisar una conferencia de prensa para ventilar sus desaires personales con la directora.

Todas éstas denuncias y otras más se encuentran en el informe de la Comisión de Investigación, pero éste es un documento que la UNAH se abstuvo de publicar ya que contraviene el objetivo de la creación de la propia comisión, que era justificar la destitución de la directora interina y el nombramiento de un reemplazo o en su defecto, de una Comisión Interventora.

Es de interés de toda la comunidad universitaria en general, y de la UNAH-VS en particular, conocer el contenido y sustento de todas esas denuncias, para saber quienes han impedido el desarrollo académico del centro y para que la justicia muerda los pies de los corruptos.